Chóvar y su monumental paisaje natural

La localidad de Chóvar se alza en un valle sobre las montañas del Alto Palancia, a 415 metros sobre el nivel del mar. Un lugar para descansar, rodeado de una naturaleza viva. El municipio se ofrece al visitante como un destino rural a unos 25 kilómetros del mar Mediterráneo.

Destaca por ser un pueblo tranquilo de la Sierra de Espadán, aunque es muy visitado en época estival, en especial durante las fiestas celebradas durante el mes de agosto. Además, cuenta con una piscina municipal concurrida por vecinos de localidades cercanas.

 

 

Chóvar es la entrada a elevadas cumbres de más de 800 metros de altura: el Hembrar a 859 metros, el Puntal del Aljibe a 948 metros, y por último, el Pico Bellota que se sitúa a 959 metros.

Qué ver en Chóvar

 

La fundación de Chóvar se remonta a la época musulmana, como se puede apreciar en sus calles irregulares, abundantes cuestas y casas de fachadas blancas. Si bien, en su término municipal fueron encontrados algunos restos de la Edad de Bronce, en concreto, en la zona de la partida de Bellota. También se identificaron restos de un Poblado Íbero en el pico del monte El Rubial, como restos cerámicos y varias monedas. Todavía existen algunos vestigios de la arquitectura íbera en Chóvar.

 

 

Dentro del casco urbano de la población, destaca la Iglesia de Santa Ana de entre todas las construcciones, y está dedicada a la patrona del municipio. Fue construida en el siglo XVIII, dando lugar a la plaza de la iglesia convertida en el centro de la localidad, lugar que alberga numerosos eventos y festividades locales.

La parte más alta de esta localidad es toda una sorpresa. En su cima, la Punta de la Sartén, se encuentran los restos en ruinas del Castillo y la Torre de Chóvar, construcciones antiguas de origen árabe que servían como punto de vigilancia.  Parece que su posición fue estratégica durante la época de la Reconquista, al poder contemplar desde este punto los profundos valles y montañas que rodean la población.

En los alrededores del municipio, el Barranco de Ajuez permite conocer la importante flora del Parque Natural en estado puro, los roquedos de colores y los alcornoques.

 

Embalse de Ajuez de Chóvar

Foto: David Serrano

 

Junto al barranco, se abre paso el Embalse de Ajuez. Se trata de una infraestructura construida por los pobladores árabes en el siglo XVII. Junto al mismo, todavía quedan restos de corrales antiguos. Aunque hace décadas se utilizó como zona de baño, en la actualidad el embalse no se usa para este fin.

Siguiendo por los barrancos de Chóvar, nos llevan hasta el paraje de Las Carboneras, un espacio lúdico al aire libre, cercano a las antiguas minas de carbón del municipio.

Esta zona recreativa cuenta con mesas y bancos, y una fuente donde beber la famosa Agua de Chóvar, de la que seguramente habrás oído hablar o incluso puede que la hayas probado en algún bar.

 

Agua de Chóvar

 

Y es que esta localidad cuenta con múltiples fuentes a las que llega un agua pura desde diversos manantiales: la fuente Agüica Bechi, la fuente del Cerezo, la Vaquera y muchas más fuentes esparcidas por todo su territorio. Aunque, la más conocida es la Fuente Fresca, situada en el fondo del barranco. Parece algo difícil de encontrar, pero la calidad de sus aguas bien merece una visita.

Paseando por la montaña o haciendo rutas de senderismo, es fácil encontrar restos de antiguas construcciones. Un ejemplo de ello es la Nevera de Castro, ya situada en el término de Alfondeguilla.

Es uno de los pozos de nieve de la Comunidad Valenciana mejor conservados, cuenta con 12 metros de profundidad. Está cubierta de piedras de rodeno, un material que abunda en la Sierra Espadán.

Desde la Nevera, se puede subir hasta el Alto de la Nevera, a 876 metros, para disfrutar de las maravillosas vistas panorámicas y hacer una fantástica foto para el recuerdo.

 

Foto: Ayto de Chóvar

 

Además de estos lugares de interés, en los alrededores de Chóvar se pueden todavía ver vestigios de la Guerra Civil española: trincheras y refugios de piedra, que se extienden a lo largo de más de 100 kilómetros en toda la sierra, algunas de ellas en buen estado de conservación.

 

Comer en Chóvar

 

Lo más destacado de la gastronomía de Chóvar, es la olla de verduras y cardos, y los famosos sequillos como dulce típico.

El aceite de oliva vírgen de esta zona, cultivado desde hace cientos de años, junto con las almendras y el agua de Chóvar, son productos típicos especialmente conocidos en toda la provincia y en la Comunidad Valenciana.

Cómo llegar a Chóvar

 

Desde Castellón o Valencia, la ruta en coche hasta Chóvar resulta bastante sencilla. En el siguiente mapa puedes saber más sobre cómo llegar a este municipio de la sierra de Castellón.

 

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on tumblr
Share on whatsapp
Share on pinterest

También puedes usar este buscador

También te puede

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Este sitio web usa cookies que nos permiten mejorar la experiencia de usuario. Si continuas navegando aceptas el uso de cookies. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar